Consideraciones antes de adoptar Número Tres “Necesidades”

febrero 09, 2016

Continuamos con las consideraciones antes de adoptar:

ESTERILIZACIÓN

Esterilizar a nuestro animal es una de las decisiones que indican el nivel de responsabilidad que hemos asumido. Hay tantos mitos y “leyendas urbanas” sobre este tema, que merece la pena que te leas esta página entera

Esterilizar es Un procedimiento quirúrgico por el que se impide la reproducción al animal, y puede realizarse tanto en machos (vasectomía) como en hembras (ligadura de trompas). En ambos casos se dejan intactos los órganos sexuales y el animal mantiene la conducta sexual, ya que no hay modificación de los procesos hormonales (las hembras siguen teniendo el celo).

Castración Es la extirpación quirúrgica de los órganos sexuales. Machos: testículos (castración); hembras: ovarios (Ovariectomía OV), u ovarios y útero (Ovario histerectomía OVH). Los procesos hormonales desaparecen y el carácter del animal no sufre alteración (en machos agresivos por dominancia sexual ésta puede llegar a desaparecer). Las hembras no tienen el celo.

Una de las principales razones por las que no quieren esterilizar a un animal es que no le quieren quitar su disfrute sexual, sin embargo no podemos quitar lo que no existe. Los animales (con pocas excepciones, como los grandes simios) no viven la sexualidad como los humanos, porque no han dado el paso emotivo que ello implica. Para un animal, el sexo es únicamente el proceso físico de reproducción. Si comer y beber es la garantía de la supervivencia individual, el sexo lo es para la permanencia de su especie. En el hombre el sexo es una finalidad en sí mismo, en el resto de los animales la finalidad única sigue siendo concebir una cría.

La prueba más clara es que la hembra sólo acepta la monta cuando está en celo, es decir, cuando su cuerpo presenta una exigencia hormonal. Fuera de esa situación, se niega al sexo e incluso puede rechazar al macho de forma muy agresiva, lo que evidencia que para ella no existe una situación de placer relacionada con el sexo, sino una situación de necesidad hormonal. De igual forma, el macho sólo busca la monta cuando recibe información química de una hembra en celo.

Un mito frecuente es que el animal puede engordar después de este procedimiento sin embargo un animal que se alimenta de forma inadecuada engordará, operado o no, por tanto en ambos casos debemos tener la misma precaución en controlar su comida y en facilitar que haga ejercicio físico adecuadamente para que esté sano.

El carácter se modifica como consecuencia directa a aquellas conductas ligadas a sus hormonas, como el hecho del marcaje y la territorialidad en los machos. En muchas ocasiones, el animal sí experimenta un cambio notable de conducta al detectar el cambio en el trato que recibe de parte de su propietario, por ejemplo cuando éste se vuelve mucho más protector porque “le da pena” haberlo castrado, y le consiente cosas que antes no le consentía.

En cuanto a que si las hembras deben criar al menos una vez, es falso. Estamos hablando de procesos hormonales y químicos, por lo que si están castradas no tendrán ninguna necesidad de reproducirse, y por lo tanto tampoco tendrán embarazos psicológicos ni stress o ansiedad estacional. La “llamada de la maternidad” en las hembras desaparece por completo (junto con todos los problemas que conlleva) con la OVH.

Algunos de los beneficios de la castración evitarán en la hembra el embarazo psicológico, la piometra y algunos tumores mamarios. En los machos, tumores testiculares, hernias perianales, tumores de glándulas hepatoides, tumores de glándulas perianales, tumores y quistes prostáticos, entre otros, en aumento actualmente según las estadísticas veterinarias.

Según publica el «American Journal of Veterinarian Research» (Revista Americana de Investigación Veterinaria), la longevidad de un animal castrado aumenta en machos un 24% (perros) y un 36% (gatos). En las hembras aumenta un 20% (perros) y un 40% (gatos).

Toma en cuenta que ningún hijo de tu animal va a ser su fotocopia. Olvídate. Es lícito que quieras prolongar en lo posible, para siempre si puedes, la existencia de ese animal al que adoras. Para ti no habrá otro igual que él, es cierto. Por eso, no busques expresamente reemplazarlo por otro de su sangre. Deja que sea especial y único, y cuando se haya ido, date el tiempo que necesites para compartir tu vida con otro, que también será especial, y no vendrá a sustituir al primero, sino a seguir compartiendo la felicidad que por un momento ha sido interrumpida por el dolor. El peor homenaje de agradecimiento que puedes hacer a tu animal es arriesgarte a provocar el dolor extremo en sus descendientes.

Mira esta tabla y reflexiona:

Basado en que una hembra tenga sólo dos camadas en su vida: (gato 6 + 6, perro 4 + 4), y contando con que la mitad de su crías sean hembras que crían en la misma proporción (dos veces en su vida), y supervivencia 100% de las hembras:

1 GATO 1 PERRO
1 año 12 8
2 años 84 40
3 años 588 200
4 años 4.116 1.000
5 años 28.812 5.000

Al cabo de 5 años, un gato y un perro han dado lugar a 33.812 animales, de los que con toda seguridad un 90%, es decir, 30.430, habrán muerto en perreras, arcenes, peleas de perros, envenenados, mutilados, etc. Y todo ello, será responsabilidad del propietario del animal inicial.

¿Puedes garantizar que te harás cargo de estos miles de animales fruto de tu primera ilusión? ¿Te preocupa que los hijos de tu adorado animal, que llevan su sangre, tengan este futuro? Entonces hazte realmente responsable evitando que esto ocurra.

Siguiendo las cifras anteriores, de momento están ganando dinero a costa tuya y de tu adorado animal:

  • Las empresas (casi siempre dedicadas al control de plagas, raticidas, etc.) que gestionan tantas perreras municipales y cobran a tanto por muerte (te ahorramos saber cómo mueren tus “nietos” en esos centros).
  • Las mafias de peleas de perros que se nutren de los abandonados para “entrenar” a sus “campeones”.
  • Las mafias del comercio textil con su piel (puños y cuellos de abrigo, botitas de bebé, muñecos de peluche, figuritas,…).
  • Los particulares que recogen cachorros abandonados para venderlos y/o criar con ellos (si les parecen “monos”).
  • Los que utilizan animales abandonados para pedir limosna, y los tienen en la calle, drogados y a la intemperie, para dar más lástima.Por todo ello es necesario esterilizarlo lo más pronto que puedas para evitar que otros animalitos como él estén en condición de calle.

ALIMENTACIÓN

 

Te recomendamos ver nuestra sección especial a cerca de la alimentación, sin embargo te sugerimos orientarte con tu veterinario para evitar cualquier problema digestivo.

PLACA

 

No hay nada más angustiante que el hecho de que tu perro o gato se pierda.

Un perro extraviado siempre caminará de manera desorientada, lo cual puede provocar que se aleje cada vez más de su hogar. De acuerdo con algunos expertos, un perro puede recorrer cerca de 42 kilómetros en un día, lo cual reduce las posibilidades de encontrarlo.

Es por ello que las placas de identificación resultan indispensables para que tu mascota regrese a casa lo más rápido posible. La placa le da una identidad a nuestra mascota: nombre, dueño, teléfono y, en algunos casos, domicilio (los expertos sugieren que coloques la palabra ESTERILIZADO, en su caso, pues ello aumenta las probabilidades de que nuestro amiguito regrese a su hogar).

También existen métodos más modernos para identificar a nuestra mascota. Uno de ellos es el microchip, que se les implanta a los perros y gatos entre los omoplatos. Este proceso es rápido y no necesita de cirugía. El microchip contiene los datos del dueño, del médico veterinario, así como el nombre de la mascota. Las homonimias no son un problema, pues cada chip tiene un número individual que, en caso de pérdida, es difundido entre los médicos veterinarios y los antirrábicos del país.

Si tus posibilidades económicas lo permiten, lo ideal es recurrir a ambos métodos: placa y chip. En caso contrario, la plaquita sigue siendo bastante efectiva, aun cuando es el método más tradicional.

¡No esperes a que sea demasiado tarde! ¡No esperes a que la mala suerte te alcance! Identifica a tu perro, dale voz para que en caso de perderse pueda volver a casa.

 

CORREA

 

En un principio deberás salir a la calle con tu perro sujeto con la correa, nunca lo sueltes. Poco a poco podrás ir viendo las reacciones de tu animal y le irás proporcionando confianza. Un perro que es adoptado puede estar al principio confundido y miedoso, por tanto tendrá tendencia a escaparse y huir. Esto sólo ocurre en la primera etapa, hasta que te hayas ganado su confianza. Tú mismo te darás cuenta cuando esto ocurra, ya que cada perro necesita un tiempo determinado dependiendo de sus circunstancias. De todas formas es aconsejable que las primeras veces que lo sueltes sea en sitios cerrados donde el animal no pueda marcharse, hasta que estés completamente seguro de que acude a tu llamada.

DSC_0174

Existen en el mercado varios tipos de correas de acuerdo a diferentes necesidades: las hay de suspensión, de diferentes materiales, grosores y tamaños. Consulta nuestro Tip referente a la importancia de los paseos.

Redes sociales